Sudoku

Lunes, 15 Septiembre   

Es un pasatiempo que se popularizó en Japón en 1986, aunque es originario de Estados Unidos, y se dio a conocer en el ámbito internacional en 2005.

El objetivo es rellenar una cuadrícula de 9×9 celdas (81 casillas) dividida en
subcuadrículas de 3×3 (también llamadas “cajas” o “regiones”) con las cifras del 1
al 9 partiendo de algunos números ya dispuestos en algunas de las celdas. Aunque se
podrían usar colores, letras, figuras… Lo que importa es que sean nueve elementos
diferenciados. El motivo de usar números es que se memorizan mejor. No se debe
repetir ninguna cifra en una misma fila, columna o subcuadrícula. Un sudoku está
bien planteado si la solución es única. La resolución del problema requiere
paciencia y ciertas dotes lógicas.

En realidad, no es estrictamente necesario utilizar números, sino que se pueden
utilizar letras, formas o colores sin alterar las reglas, pero se utilizan números por comodidad. La cuadrícula más común es de 9×9 con regiones de 3×3, pero también se utilizan otros tamaños. Además, las regiones no tienen por qué ser cuadradas, aunque generalmente lo son.